Rehabilitación de la torre de San Miguel y entorno.

Concurso de ideas. Preseleccionado.

San Miguel de Cabo de Gata, Almería. 

Fecha de proyecto: Febrero 2018.

CRITERIOS DE INTERVENCIÓN

Se trata en todo momento de mantener la esencia constructiva de la torre, eliminando añadidos tales como el cerramiento con garitas y realizando una limpieza en profundidad de elementos superfluos y fuera de contexto. Recuperación con reinterpretación de elementos compositivos desaparecidos, manteniendo a la vista aquellos elementos que pongan de manifiesto el proceso constructivo y/o estructural. Eliminación del volumen de acceso a cubierta y sustitución por elementos de altura igual a la nueva barandilla de vidrio. Puesta en valor de ambas bóvedas de ladrillo, manteniendo los elementos totalmente vistos. Es importante evitar la intersección del volumen principal con el nuevo volumen edificado.

Mantenimiento de las proporciones de la escalera de acceso a la planta superior. Creación de una pasarela de vidrio. Protecciones de escalera y pasarela en vidrio.

Total eliminación tanto del muro perimetral como de las garitas de las esquinas para poder eliminar al opresión visual que supone para el volumen principal que suponen en la actualidad.

Respecto a los nuevos volúmenes construidos

Para evitar la competencia visual con la torre, el nuevo volumen se platea debidamente separado para intentar no impedir la visión completa del bien cultural.  

Para concretar la ubicación del mismo se han tenido en cuenta los vientos dominantes de verano (cálidos y húmedos de suroeste) y de invierno (fríos y secos de noroeste). La orientación ideal también coincide con la del soleamiento en invierno (suroeste). En verano esta orientación está controlada por la incorporación de un voladizo formado que se conforma con las protecciones de madera previstas cuando el edificio está cerrado. El volumen orgánico y semienterrado, se cierra a los vientos dominantes de invierno y a la visión desde la carretera, siendo solo apreciable su contorno a manera de duna, y se abre a la torre, a las vistas del mar y a la orientación más favorable (esquemas en paneles). A su vez también evita la visión desde la carretera del restaurante existente. Incorpora en su cubierta un mirador adaptado por medio de una pasarela de madera.

La estructura se compone de muros perimetrales y pilares circulares de hormigón reciclado que  sustentan una losa continua ejecutada también en hormigón reciclado. Esta cubierta es además el soporte para la cubierta vegetal, que se resuelve con un sistema estandarizado permitiendo el almacenaje y mantenimiento de humedad requerido para el crecimiento adecuado de las especies vegetales elegidas, consiguiendo drenar el excedente de agua.

El sistema envolvente general consiste en los propios muros de contención – carga revestidos por tableros de madera de pino, tratados en autoclave con sales hidrosolubles para ambiente clase IV. En las zonas con necesidad de visión directa a la playa se superpone el cerramiento de madera a una carpintería de madera y un vidrio fijo o corredero según la necesidad. En periodos de cierre de las instalaciones se pueden proteger los mismos mediante unos portones abatibles de madera reciclada.

Las actuaciones planteadas pretenden limitar al máximo la circulación y aparcamiento de vehículos. La posición del nuevo volumen permite crear una zona claramente delimitada entre este, el restaurante y la torre, que, con la incorporación de vallado de madera de baja altura en continuidad con el cerramiento del nuevo edificio, permite establecer un perímetro estricto de circulación y aparcamiento. 

Es importante eliminar las todas las construcciones de baja calidad del entorno y concentrar todos los posibles usos en el nuevo edificio. Contará para ello con zona para empresas de turismo activo, almacenes para artes de pesca, espacio colectivo de espera, descanso, exposición y contemplación, zona de instalaciones, contenedores de residuos, etc.

La autosuficiencia de la intervención se consigue con la incorporación de las energías renovables por medio de unos paneles para producción de energía solar fotovoltaica integrados a lo largo de todo el cerramiento móvil presente en el nuevo volumen.

Una instalación completa para la recuperación del agua de lluvia y aguas grises, permite también ser autosuficientes en consumo de agua por medio de la incorporación de un depósito integrado en el mismo volumen (esquema en planos). Se propone incorporar una depuradora de biodiscos.

Manuel Fonseca Gallego --- manuelfonsecaarquitecto@gmail.com --- c/Bilbao 16, 28223 Pozuelo de Alarcón, Madrid --- +34 91 518 76 82

© MF ARQUITECTOS 2017